Saltar al contenido
Remedios para la alergia

Alergia al polen en la piel

Alergia al polen en la piel

Los efectos de la polinización ambiental traen consigo una serie de afecciones o alergias que suelen padecer cada vez más personas. Generalmente suelen intensifican en la primavera como consecuencia de que las flores en esta época liberan pequeñas partículas casi imperceptibles así lo asegura un estudio realizado por la Sociedad Española de Alergología e Inmunologia Clínica.

Estas partículas  entran en contacto directo con las mucosas hasta llegar al organismo produciendo así una respuesta del sistema inmune comprometiendo nuestra piel.

Alergias al polen

Las alergias por polen no solo se manifiestan en la aparición de síntomas a nivel nasal o en nuestros ojos, sino que también comprometen la piel, ya que los alérgenos ambientales como el polen suele estar en cualquier parte y pueden afectar no solo las mucosas sino también el órgano más grande que poseemos como lo es la piel, de esta manera, producen afecciones cutáneas que se agravan produciendo comezón en la piel, salpullido, ardor o enrojecimientos en partes localizadas de nuestro cuerpo.

Cuando el cuerpo humano se ve comprometido por la agresión de algún factor externo inmediatamente reacciona el sistema inmunológico como respuesta inmunitaria para impedir que el agente nocivo origine algún daño en nuestro organismo, pero muchas veces esas alergias se producen como consecuencia de alguna sustancia que viene del medio ambiente como es el caso del polen.

Esta partícula es una de las principales responsables de la manifestación de alergias cutáneas en las personas, este alérgeno muy conocido por nosotros penetra en el organismo a través de las mucosas y genera reacciones en la piel como consecuencia de la segregación de sustancias, las alergias por polen son muy frecuentes y la manifestación en la piel lo es aún más, ya que este órgano se ve comprometido muy fácilmente.

Una de las formas en las que se produce este tipo de alergia al polen en la piel se da por tener contacto directo con esta partícula, en el preciso momento en el que pasamos nuestras extremidades ya sean las piernas o brazos descubiertos por el césped o por las plantas polinizadas, cuando esto ocurre se compromete mucho más la piel incrementando la posibilidad de que aparezca algún tipo de urticaria, ya que las lesiones cutáneas por contacto directo con el polen son mucho más graves.

Porque el polen causa alergias cutáneas

El polen generalmente se esparce por todo el ambiente no solo se encuentra en áreas cercanas a las flores ya que el viento es el responsable directo de transportarlo a cualquier parte de nuestro entorno, aumentando así la posibilidad de respirar estas partículas e incentivando con ello la aparición de molestias dermatológicas ya que el polen afecta significativamente la piel produciendo alergias en esta zona del cuerpo.

Esta partícula emite una serie de sustancias nocivas para el organismo de ciertas personas que reaccionan de forma defensiva ante una posible agresión ya que muchas veces el polen recoge otras sustancias contaminantes que se haya en el medio ambiente lo cual se denomina proteína de estrés que son la principal causa para la manifestación de alergia al polen en la piel, esas partículas al hacer contacto con el organismo disparan una respuesta inmunitaria que se evidencia a nivel cutáneo.

Síntomas de la alergia al polen en la piel

La alergia al polen en la piel puede manifestarse en forma de urticaria ya sea como patología o como síntoma de la alergia, la cual es una inflamación a nivel de piel que se produce cuando nuestro organismo libera histamina lo que desencadena la aparición de una serie de síntomas a nivel cutáneo, ya que los vasos sanguíneos se sobrecargan extralimitándose afectando así la piel. Los principales síntomas que produce la alergia al polen en la piel son los siguientes.

  • Inflamación de la piel producto de la alteración de los vasos sanguíneos.
  • Aparece comezón en la piel, picazón, salpullido o erupciones en ciertas zonas de la piel, sobre todo en las áreas del pecho, brazos y piernas, este picor corporal suele aumentar cuando la persona se encuentra al aire libre cercano a la liberación de polen.
  • Aparición de bultos rojos o decolorados en la piel, mejor conocidas como ronchas.
  • En algunos casos la piel puede incrementar su temperatura produciendo que algunas zonas se sientan muy calientes en comparación con el resto del cuerpo.

Tratamientos para la alergia al polen en la piel

El mejor y más acertado tratamiento que podemos utilizar para contrarrestar la aparición de alergias en la piel causados por el polen son las que se usan bajo control médico, ya que el diagnóstico preciso y acertado por un especialista te garantizara la disminución de los síntomas cutáneos que produce en contacto con el polen y evitara que se produzca alguna complicación.

  • Es necesario que se ingiera algún tipo de antihistamínicos o antialérgicos ya que será el encargado de disminuir y erradicar los síntomas de la alergia al polen sobre todo el enrojecimiento y comezón en la piel.
  • Usar algún tipo de antiinflamatorio en forma de crema para aliviar los síntomas sobre todo la comezón en la piel.
  • Aplicar alguna loción refrescante a base de elementos naturales como la manzanilla o lavanda.
  • Los usos de remedios caseros y naturales también pueden ser utilizados para tratar estas alergias, solo tome en cuenta no aplicar algún producto agresivo que empeore la condición de la piel.

Medidas preventivas

Para proteger la piel de la agresión del polen en el caso en que seamos alérgicos a estas partículas recomendamos seguir una serie de indicaciones a manera preventiva, ya que prevenir siempre será el mejor remedio ante cualquier alergia.

  • Protege la piel cuando salgas al exterior y se esté en contacto directo con el medio ambiente.
  • Evitar el contacto con las flores o el césped en la medida de lo posible.
  • Es preciso tomar un baño y lavar muy bien la ropa cuando se ha tenido exposición al aire libre y es época de polinización.
  • Llevar una dieta balanceada rica en antioxidantes ya que una buena alimentación te ayudara a disminuir los síntomas de las alergias de este tipo.
  • Mantener una piel hidratada, tomando mucha agua y aplicando una loción o crema hidratante neutra.
  • No aplicar en la piel productos agresivos que puedan complicar los síntomas de la alergia en la piel.
  • Utilice ropa adecuada cuando se exponga al aire libre y cubra la piel lo más posible.