Saltar al contenido
Remedios para la alergia

Alergia al polen síntomas y tratamiento

Alergia al polen síntomas y tratamiento

La primavera es una de las estaciones del año más esperada por todos ya que trae consigo altas temperaturas, días soleados y el florecimiento de las plantas y a pesar de ser una época del año en el que solemos divertirnos mucho también es una época en la que se manifiestan más alergias en todos nosotros como consecuencia de la polinización de las plantas, la alergia al polen es una afección muy común en la población, aquí te contamos cuáles son sus síntomas y como tratarla.

¿En qué consiste la alergia al polen?

El polen son células vegetales espermáticas que tiene forma de grano pero en miniatura casi imperceptible y que son producidas por las flores a través de su aparato reproductivo masculino y que son expedidas para posarse sobre el órgano femenino de la planta para que se produzca el proceso de la polinización entre especie, el polen puede reflejarse en las plantas sobre todo en la flor manifestándose como un polvo amarillento.

Estas partículas suelen expandirse por todo el medio ambiente produciendo que las personas la aspiren ya que son invisibles a los ojos de los humanos lo que provoca en muchos casos la manifestación de alergia en determinadas circunstancias ya que esta sustancia entra en contacto directo con el organismo por medio del aparato respiratorio, de esta manera, el cuerpo a través del sistema inmunológico detecta el agente nocivo y comienza a provocar una respuesta inmediata.

Se produce una serie de síntomas que indican que el organismo necesita expulsar de alguna manera esa sustancia nociva que agrede el organismo, por ello el sistema inmune responde ante la agresión por medio de la segregación de sustancias que circulan por el torrente sanguíneo produciendo una serie de síntomas característicos que describiremos a continuación.

Síntomas característicos

La alergia al polen es una de las alergias más comunes y recurrentes que padecemos las personas y cada vez las estadísticas así lo demuestran ya que continuamente aumentan los casos de las personas con este padecimiento sobre todo en temporadas de primavera donde las altas temperaturas la promueven, pero en muchas ocasiones solemos confundir esta alergia con un resfriado común o una simple gripe debido a la sintomatología que presenta.

Los síntomas de la alergia al polen son múltiples, pero en algunos casos solo se padecen unos cuantos, ya que la manifestación de los mismos dependerá del grado de intolerancia al polen que tengamos, pero los síntomas más recurrentes y que caracterizan este padecimiento son los siguientes.

Cuando nuestro cuerpo se ve atacado por el polen en el momento en el que este penetra al organismo por las mucosas se provoca inmediatamente una reacción en defensa de la agresión que se recibe y es allí cuando comienzan los síntomas.

  • Primero aparece la irritabilidad a nivel de los ojos, que es el síntoma más frecuente, se manifiesta a través del enrojecimiento de los ojos, un fuerte picor acompañado de un lagrimeo constante.
  • Seguidamente comienzan a aparecer una serie de estornudos, congestión de la nariz, mucosidad excesiva inclusive se puede producir tos, en algunos casos se suele producir inflamación de la mucosa nasal.
  • Todos aquellos síntomas asociados a la rinitis y conjuntivitis.
  • Aparición de bolsas en los ojos o hinchazón de la parte externa del ojo.
  • Se presentan cuadros de cansancio muy a menudo junto a fatigas, insomnio frecuente ya que no se puede conciliar el sueño.
  • Dolores de cabeza o cuadros de migrañas.
  • Cambios de humor constantes como irritabilidad o tristezas, en casos graves pueden aparecer depresiones.
  • Inflamación de los bronquios.
  • Se presentan dificultad para respirar debido a las presiones en el pecho.
  • Dolor, enrojecimiento e inflamación de la garganta.

Estos síntomas si no son tratados a la brevedad posible pueden empeorarse o darle paso a que se manifiestes otros padecimientos más, pero lo que sí es seguro es que la alergia al polen impedirá que se lleve una vida normal afectando sobre todo las actividades diarias y cotidianas. Además es importante conocer que los síntomas suelen ser más intensos en las horas de la mañana y en los días de mayores temperaturas con exceso de humedad.

Tratamiento para combatir la alergia al polen

El mejor remedio contra cualquier tipo de padecimiento siempre será la prevención, por ello es indispensable que las personas que padecen de alergias al polen tomen ciertas medidas preventivas para evitar que los síntomas se agraven, a continuación una serie de recomendaciones a tomar en cuenta.

  • Mantén las manos lo más limpias posibles sobre todo cuando regreses de alguna actividad al aire libre.
  • Evita estar en exteriores durante las temporadas de mayor polinización.
  • Mantente alejado de sitios húmedos y poco ventilados.
  • Cierra puertas y ventanas cuando exista mucho viento.
  • Intenta mantener los espacios lo más limpio posible, evitando barrer las superficies, es mejor realizar aspirados.
  • Utiliza purificadores de aires y filtros anti polen.

Pero cuando los síntomas ya han aparecido y se han manifestado es recomendable acudir a un médico alergólogo quien indicara un tratamiento específico a cada caso según cada los síntomas que se presenten, pero los tratamientos indicados más comunes suelen ser los siguientes.

  • Es preciso hacer uso de antihistamínicos para atacar problemas nasales, inflamaciones e irritabilidad, este medicamente se encarga de bloquear la histamina sustancia que produce los estornudos.
  • Los corticoesteroides también son indicados o mejor conocidos como atomizadores nasales con esteroides, los más fáciles de adquirir y de venta sin prescripción son Rhinocort, Flonase y Nasacort.
  • Descongestionantes nasales, ya sean orales o en atomizadores, se recomienda el uso de ambos para reducir el síntoma de inflamación nasal.
  • Gotas para los ojos, como colirio y lágrimas artificiales, que son los encargados de aliviar el enrojecimiento de los ojos y clamas la picazón en esta zona.
  • Broncodilatadores para problemas de bronquitis, asfixias y afecciones respiratorias.
  • En algunos casos se indican inyecciones o vacunas para atacar la alergia y reforzar el sistema inmune, este tipo de tratamiento se denomina inmunoterapia y es sin duda el mejor tratamiento para liberarnos definitivamente de este tipo de alergias causadas por el polen.